NuevaGaia  
 >>Cambios Planetarios ©
 

  El Cambio Climatico

Escribe: Kristen Neiling

Para todos los medios de comunicación el huracán más notable de los últimos tiempos fue  Katrina en el 2005, así  lo dijo la prensa, tal vez por acometer las costas de los Estados Unidos y este ser el principal polo mediático existente en la actualidad; de hecho mucho más muerte y destrucción han causado otros fenómenos de esta naturaleza en Centroamérica en el 2004 y 2005 y de ellos en el mundo apenas se recuerda algo.

No obstante para los metereólogos el acontecimiento de la década fue el huracán Catarina generado en el sur del Brasil, pues fue el primer huracán del Atlántico sur del cual se tenga noticia. Algo preocupante para aquellos pues podría ser un efecto del calentamiento de la tierra.

Un hecho muy inusual para ser pasado por alto olímpicamente, por llamarlo benignamente, en los canales abiertos y sus noticieros, pretenciosos de mostrar la 'realidad' de lo 'que está sucediendo', y otros medios convertidos en adyacentes. No es posible aún ligar directamente a Catarina con el cambio climático, pero es un deber con la humanidad informar lo más ampliamente posible sobre las posibles causas de su ocurrencia y auscultar otros señalamientos de científicos sobre el fenómeno del Cambio Climático.

En este tema hay quienes como el científico James Loverlock, afirman que hemos llegado a un punto de no retorno, y lo siguiente será la muerte de los bosques tropicales, deshielos de los polos, las inundaciones de la regiones más bajas al borde del mar, etc...

No obstante hay menos pesimistas como el metereólogo James Hansen, para el cual simplemente la tierra se aproxima a estar más caliente de lo que ha estado en un millón de años, con todas las imaginables e inimaginables consecuencia que esto acarrea. Un posible fenómeno no visto antes por el ser humano culturalmente establecido. ¿Por qué no se realizan investigaciones periodísticas de amplia divulgación sobre las consecuencias de efecto invernadero en el presente y las proyecciones del futuro y se hace un seguimiento del fenómeno, con tantos expertos lanzando señales de advertencia sobre sus nefastas consecuencias a la vida como la conocemos hoy?

Posiblemente los patrocinios de la industria petrolera, o la de los automóviles en los canales de mayor penetración tendrán alguna incidencia en que esto ocurra. ¿Pero no es más importante la vida de las futuras generaciones que los intereses de los mismos magnates que figuran en la televisión, prensa o radio? ¿Si existen teorías diversas sobre el cambio climático cual es la razón para no contrastarlas? ¿Son aburridas? No podemos estimar con valores superficiales temas de tanta trascendencia. ¿Cómo es que las posibles amenazas a la vida en la tierra no pueden ser un tema interesante y seductor, cuando de lo que se trata es de ese valor fundamental? Tal vez tantos olvidos y negligencias se deban al motivo recientemente puesto de presente, de que el Cambio Climático afecta con especial insistencia y celeridad a las naciones más pobres; por ejemplo en Latinoamérica, a manera de sequías inusuales en la Amazonía o en Chile, cuando esta región no aporta a la emisión de gases provocadores del efecto de invernadero del planeta sino en una ínfima parte.
Con ello se profundizan, si cabe todavía más, las desigualdades sociales, en esta zona, y es de prever en otras con las mismas características ambientales. Claro, esto no importa a los medios seguidores ciegos de las pautas mercantiles del centro capitalista.

No tiene justificación de ninguna clase el tratar como un asunto intrascendente y de forma superficial las discusiones globales de estos temas celebradas en convenciones internacionales. Pocos saben del Protocolo de Kyoto, una reunión de alcance mundial, donde casi todos los países acordaron rebajar las emisiones de gases a fin de disminuir el efecto invernadero (pocos recuerdan por tanto quienes al final no se comprometieron con este propósito: dos de los mayores contaminadores).
 Las reuniones internacionales sobre asuntos ecológicos son tratadas por la inmensa mayoría de periodistas como concursos de belleza o actos protocolarios sin ninguna fuerza vinculante, se les resta toda consecuencia sobre la cotidianidad presente y futura de quienes somos los destinatarios de los medios de comunicación. Cuando son un esfuerzo racional de mejorar la calidad de vida del los seres humanos y prevenir daños al medio ambiente.

Quienes se apoderaron de los medios masivos insisten en catalogar a los espectadores como carentes de iniciativa, banales, interesados por lo nimio y aborrecedores de cualquier profundidad temática, ante lo cual, sin otra opción, se les exhiben novelones cursis, programas de chismes, grotescos realitys, o rocambolescos deportes. Nuestro destino como especie es evitado como asunto a tratar, dicen los comunicólogos y sucedáneos, para no colocarnos en un estado de abulia y deprimirnos. ¡Que generosidad!
El argumento de los gurús de la comunicación es el de la existencia de canales temáticos, dirigidos a unos pocos interesados, y sin lugar a dudas limitadísimos en su difusión. Es decir, la ubicación de un asunto que implica a los patrocinadores de los canales, muchos de ellos impenitentes contaminantes, en el sitio adecuado para propiciar su escaso conocimiento en las masas. Esto, como otras tantas cosas de la comunicación, exhibe lo patente de una dictadura que dispone lo que se debe decir, y aquello contrario a los intereses del capital, sin ser censurado, se refunde en medio de miles de minutos de basura mediática de diversas categorías. El Cambio Climático es un grave caso de esta práctica; de él sabemos con certeza poco en medios destinados socialmente a informar, y sin embargo sus efectos pueden acabar con nuestra vida. Todo un absurdo comunicativo, uno de tantos.

Los Daños Ecológicos

Mientras se manifiestan los resultados del Cambio climático, ¿qué se puede decir de los desastres ambientales  relativos a determinadas zonas, pero que también afectan del entorno habitable de millones de personas y seres vivos?
 
Por ejemplo, ya sabemos del impacto sobre la temperatura causado por la construcción de represas y el anterior desplazamiento, de a veces, pueblos enteros; un costo demasiado alto simplemente para generar beneficios a las grandes industrias; lo mismo para la construcción de puertos, carreteras, nuevos asentamiento humanos, explotaciones petroleras, minas bajo meros principios de rendimiento del capital globalizado, dejando de lado la devastación del entorno y los millones de organismos vivientes  relacionados entre sí dentro de los cuales nos contamos  El fundamento de este despropósito, es el lucro. .
 
Si esto de los daños ecológicos en casos como los enunciados no es así, y hay otras tesis al respecto, ¿por qué no discutir sobre ello abiertamente? Que hablen los grandes conglomerados financieros parapetados detrás de estas industrias, para controvertir el pesimismo del resto de la humanidad mediante sus propios voceros. (por ejemplo: caso Argentina y la lucha contra la gigantesca papelera que se está construyendo en Uruguay)

¿Hemos sabido algo de la adopción de todos los gobiernos, en especial de los más poderosos económicamente del planeta, de medidas destinadas a proteger en beneficio de todos los pueblos los recursos del planeta? ¿Será que esto no es de real trascendencia?


Derechos Humanos
 
Este campo es de tal importancia, que marca una nueva era en las evoluciones de las diferentes culturas y su acentuada interdependencia, sobre todo en los últimos trescientos años. ¿Cómo citar con optimismo tantos progresos de la técnica, si no se han abolido las prácticas conocidas desde tiempos inmemoriales, identificadas como brutales por todos los seres humanos?
Este es un asunto concerniente a toda organización humana que se precie de democrática y moderna. Desde la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de la Revolución Francesa, se han firmado una serie de pactos de protección de la vida, y prohibición de los tratos crueles y las torturas: la Convención de Ginebra, el Tratado Interamericano sobre los Derechos Civiles, las legislaciones nacionales lo han proscrito expresamente, etc., y a pesar de toda esta legislación internacional y nacional, la violación de todas estas convenciones y leyes sobre el asesinato, la desaparición forzada, la tortura y malos tratos, no han dejado de aplicarse a seres humanos de todas las condiciones, preferentemente como una práctica de organismos con poderes estatales.
Y es más, incluso se va en retroceso, debido a que se ha empezado a practicar alguna forma de tortura de forma legalizada por parte de un país con bases militares y armas por todo el mundo, pretextando ejecutarlas en desarrollo de una lucha contra un inmaterial enemigo, denominado  'terrorismo'. Como un signo más de los malos tiempos respecto de los derechos humanos por el que atravesamos, tengamos en cuenta que las acusaciones en este sentido provienen de las Naciones Unidas, y tocan el no cumplimiento de la Convención de Ginebra (Ley de leyes en materia de conflictos

Concretamente, en sus tristemente famosos vuelos y cárceles secretas en Europa, una preocupación de los jefes de estado de algunas naciones europeas, que ha resultado ser la ejecución de toda una política de estado, si se tiene en cuenta su concomitancia con la reciente aprobación de una ley en el Congreso de estadounidense en octubre de este año, facilitadora de la aplicación de 'coacciones' a los detenidos acusados de 'terrorismo', y la existencia desafiante a la comunidad internacional que significa Guantánamo.

Es decir, una marcha al más oscuro pasado,  preocupante, digno en todo sentido de ser tratado en extensión, por quienes difunden información.  Si tomamos en cuenta el alcance del tema, este no es tratado no en extensión ni en la profundidad requerida. Se ocultan estos abominables hechos con diversas formulas manipulatorias, que los dejan como simple crónica roja o hasta como algo curioso.

Bibliografía
-El Malestar en La Cultura: Sigmund Freud.
-Eros y Civilización: Herbert Marcuse.
-Ge Other Hurricane: Mike Davies. Tomdispatch.com. 05 de Octubre, 2005
-Los Pobres, Principales Víctimas Del cambio Climático : Enrique López Magallón. Deutche Welle. En Argenpress. 06 11 2006.
-La ONU sienta en el banquillo a los Estados Unidos por torturas en la lucha antiterrorista: Juan Gasparini. RedVoltaire 27-12-2005
-Unión Europea advierte sanciones para países involucrados en violación de derechos humanos. Exigen a EEUU aclarar cárceles de la CIA: El Universal de Caracas. 27-12-2005
-¿Estamos Cerca de Una Catástrofe? : Bill McKibben. ZNET. 0ctubre 23 de 2006
-El Andamiaje de la Privatización del Agua. :Gustavo Castro Soto. Alaj-Amlatina. 03-11-06.
-El Terrorismo No es La Mayor Amenaza Mundial. Rebelión. 18-10-06: Rosa Meneses. El Mundo.


Los contenidos de este sitio pueden ser utilizados en forma total sin alteraciones citando al autor/a  y a www.nuevagaia.com
Sitio hecho por www.caminosalser.com