NuevaGaia  
 >>Cambios Planetarios ©
 

  CAMBIOS PLANETARIOS© -- NEWSLETTER -- Tormentas solares "no terminan" -Polo a la deriva

Explosion del 5 diciembre 2006

Los científicos advierten que la dramática actividad solar  podría continuar.
Un astrónomo describió las dos grandes nubes de gas que llegaron a la Tierra la semana pasada como un hecho "sin precedentes".

No obstante, los expertos señalan que, aunque inusuales, los eventos no desbordan los límites de la normalidad en lo referente a actividad solar.

Aseguran que las llamas no representan ningún cambio significativo en el comportamiento del Sol, aunque subrayan que sólo se cuenta con información detallada de los últimos 25 años -pues sólo desde entonces se le da un seguimiento continuo.

"Dos grandes disparos"
A principios de la semana pasada, las aeronaves que volaban sobre el norte del Atlántico estuvieron confinadas a un estrecho corredor para minimizar la exposición a la radiación y los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) se refugiaron en la sección más protegida.

Dos satélites japoneses se averiaron y se tuvo que suspender el trabajo en una carretera noruega que depende del posicionamiento satelital.

Las manchas del Sol -áreas donde han ocurrido explosiones recientes que mandan nubes de gas en nuestra dirección- ya se movieron, de manera que La Tierra ya no está en la "línea de fuego".

Sin embargo, los astrónomos dicen que es posible que el Sol todavía tenga algo que enviarnos.

Reflexionando sobre los eventos solares de los últimos días, John Kohl del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica en Estados Unidos, dijo que era "como si La Tierra estuviera en la punta del cañón de una enorme pistola con la que El Sol nos estaba apuntando... y nos disparó dos veces".

"El Sol está realmente agitado. Lanzar dos gigantescas llamas en dirección de La Tierra, una tras de otra es un hecho sin precedentes".

"Nunca he visto nada similar en toda mi carrera como físico solar. La probabilidad de que esto suceda es tan baja que es una anomalía estadística".

Polo a la deriva
El polo norte magnético se encuentra a la deriva y se aleja de América del Norte tan rápido que podría ir a parar a Siberia en menos de 50 años.

Si la hipótesis de los científicos se comprueba, los expertos creen que Alaska podría perder sus luces o auroras, que serían más visibles en Siberia o Europa.

Los polos magnéticos son diferentes a los geográficos, que marcan el eje de rotación de la Tierra. Los primeros migran ocasionalmente, incluso pueden intercambiar posiciones.

"Esto puede ser parte de una oscilación normal y el polo regresará eventualmente a Canadá", explicó Joseph Stoner, de la Universidad de Oregon, durante el encuentro otoñal de la Unión Geofísica de Estados Unidos en San Francisco.

Polos que migran
Estudios anteriores demostraron que la potencia del escudo magnético de la Tierra cayó un 10% en los últimos 150 años.

El polo norte magnético se trasladó unos 1.100 kilómetros hacia el ártico durante el mismo período.

Pero los expertos de Oregon calcularon que el movimiento del polo se aceleró en el último siglo en comparación con traslados mucho menores en los 400 años anteriores.

Los investigadores analizaron el sedimento de varios lagos del ártico. Como dichos sedimentos "graban" el campo magnético de la Tierra en cada momento, se pudo estudiar los cambios en el campo por medio de estudios con carbono 14.

Así hallaron que el campo magnético boreal se ha trasladado con frecuencia en los últimos mil años entre Canadá y Siberia. A veces también derivó en otras direcciones.

Al paso actual, el polo norte magnético podría llegar hasta Siberia.

Si ocurre, Alaska podría perder sus auroras, que tienen lugar cuando las partículas que se alejan del sol chocan con gases en la ionósfera, lo que las hace brillar.

El polo norte magnético fue descubierto en 1831 y luego revisitado en 1904, cuando se pudo constatar que se había trasladado unos 50 kilómetros.

Pero es un problema que ha estado por siglos en la mente de los marinos. Siempre tenían que aprender a lidiar con la diferencia entre el polo magnético y el geográfico.

Ello porque una brújula siempre señala el norte magnético y no el geográfico.
 

Kristen Mariana Neiling


Los contenidos de este sitio pueden ser utilizados en forma total sin alteraciones citando al autor/a  y a www.nuevagaia.com
Sitio hecho por www.caminosalser.com