NuevaGaia  

EFT Tapping en Córdoba - 18 19 de Marzo

SANACION RECONECTIVA
 >>Notas & Reflexiones
 

  LA TIERRA TIEMBLA - Por Isabella Di Carlo

LA TIERRA TIEMBLA

Tiembla Chile y tembló Haití. Terremotos recientes, sacuden la corteza. Maremotos recientes sacuden el fondo del mar llevando olas gigantes fuera de sus cauces.

Temblamos. Temblamos por el temor ante el cáncer, el temor al desempleo, a las catástrofes naturales. Nos hemos salido de nuestros cauces, nos hemos perdido y todo nos llama a encontrarnos.

Temblemos, pero no de temor. Temblemos como tiembla la hoja con la brisa del amanecer besando su terciopelo. Seamos esa hoja que respira unida a su ramita y a la rama mayor, y al tronco, y a las raíces que abrazan sin rubor la tierra. Seamos esa hoja que es una con el árbol y con el bosque y con el viento; esa hoja que respira y que convierte la luz en materia.

Temblemos pero no de temor, temblemos como tiembla la bailarina antes de entrar en el escenario, emocionados, alertas, conmovidos, dispuestos a dar nuestra nota para completar la coreografía. Temblemos como tiembla el diafragma antes del llanto liberador. Lloremos, permitamos que todo lo que nos impide ascender al corazón, convulsione y se derrumbe y caiga, para que sólo nos quede la desnudez de ser auténticos.

Sólo la autenticidad podrá vencer maremotos y terremotos. Sólo el amor podrá iluminar la oscuridad y anular barreras y distancias.

Alimentamos la oscuridad del temor emitiendo detalles de las tragedias y consumiéndolos frente al televisor. Que las imágenes que rescatemos sean las constructivas, que nuestra palabra sea responsable y nuestro silencio sea, en todos los rincones donde la tierra tiembla, la mejor compañía.

Acompañar es posible sin ir a ningún lugar, desde España, desde Canadá o desde el Tíbet todos podemos tener el corazón allí donde la tierra y la humanidad estén heridos, sea Chile, Haití o una guerra. Acompañamos estando en nuestro corazón, orando, meditando sembrando de luz y de amor los planos emocionales y mentales colectivos. Es posible invocar la luz y el amor e inundar la envolutura energética de la madre tierra de su vibración. Como humanidad somos un chacra del planeta, nuestra emisión, consciente o no, intencionada o no, está produciendo un efecto. Elijamos ser conscientes y acompañar.

Existe un mantram de enorme poder que invoca la luz, el amor y el orden divino para la tierra y todos los seres que la habitan se le conoce como LA GRAN INVOCACIÓN, su efecto es de un poder innegable. Conocerlo, recitarlo con todo el compromiso del corazón, crear una red de meditadores entre nuestros amigos, son movimientos al alcance de todos. No sólo el dinero donado ayuda, no sólo las acciones externas imprescindibles son necesarias, el sostén que diluye el sufrimiento emocional de millones de personas es el desafío que todos tenemos por delante.

Al que pide se le dará. Pidamos tener creciente capacidad de ayudar, pidamos ser un faro, una mano extendida, un puerto en la tormenta, un puente que acerca y así ningún terremoto nos dejará con la sensación de ser fútiles, ni la esterilidad de ser indiferentes.

Isabella Di Carlo, Psicóloga Transpersonal


LA GRAN INVOCACIÓN
UNA PLEGARIA PARA ATRAER Y DISTRIBUIR LA LUZ Y EL AMOR

La Gran Invocación es una plegaria mundial, empleada por personas de todos los credos e inclinaciones espirituales, con el objeto de asistir a nuestro planeta durante este difícil período de transición. Es una fórmula mántrica de tremenda potencia que está ayudando y está destinada a ayudar a mayor escala en un futuro próximo en la tarea de promover cambios y reordenamiento en todos los aspectos de nuestra vida planetaria.


En parte debe su belleza y su fuerza a su simpleza, pues expresa ciertas verdades centrales que la mayoría de la gente acepta innata y normalmente:

- la verdad de la existencia de una Inteligencia básica a Quien vagamente damos el nombre de Dios;
- la verdad de que, más allá de toda apariencia externa, el poder impulsor del universo es el Amor;
- la verdad de que grandes Individuos han venido cíclicamente a la Tierra y encarnado ese Amor para estimular nuestra comprensión;
- la verdad de que tanto el amor como la inteligencia son efectos de lo que se llama la Voluntad de Dios, y finalmente
- la verdad-por sí misma evidente-de que el plan divino puede alcanzar su concreción sólo por intermedio la Humanidad misma.


Es frecuente que las personas sensibles, las personas de buena voluntad, se conmuevan pero a la vez se sientan impotentes y frustradas ante la enormidad del sufrimiento y del dolor que se extiende por todas las zonas de nuestra amada tierra. Nuestros hermanos sufren y sentimos que no podemos aplacar ese sufrimiento, que no podemos siquiera matizarlo. Sin embargo eso no es verdad.

El poder de la plegaria e invocación grupales es el descubrimiento que estamos realizando, el que debemos poner en práctica y luego difundir, es la vía regia para transitar este cambio a todo nivel que tenemos por delante.
El empleo dinámico y enfocado de la Gran Invocación brinda a todos un potente medio para contactar y distribuir energías espirituales, contribuyendo de esta manera a la elevación y transformación de todas las esferas de actividad humana, la política, las finanzas, las artes, la educación , la religión, la legislación, la salud, la ciencia, etc.
Mediante su uso colectivo traemos luz, amor y poder facilitando la transformación del enfoque actual (netamente materialista) a uno espiritual.

Asimismo cabe resaltar que no hay actitud de servicio verdadera que no beneficie al servidor. El uso concentrado de la Gran Invocación promueve cambios progresivos y profundos en la vida individual: nuestras actitudes, intenciones, carácter y metas eventualmente se tornan más espirituales.
La Invocación se encuentra traducida hoy a más de 70 idiomas, y es empleada por innumerables individuos. ¿Nos uniremos a ellos? ¿Seremos también nosotros parte activa de la solución? ¿Asumiremos en los hechos, la idea de que todos estamos conectados y que podemos llegar con el sentimiento y el pensamiento a los confines del mundo?

 

LA GRAN INVOCACIÓN *
Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes de los hombres;
Que la Luz descienda a la Tierra.
Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones los hombres;
Que Cristo retorne a la Tierra.
Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
El propósito que los Maestros conocen y sirven.
Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.
________________________________________


Muchas religiones creen en un Instructor o Salvador Mundial, y lo conocen bajo nombres tales como el Cristo, el Señor Maitreya, el Imam Mahdi, el Bodisatva, y el Mesías. Tales términos son empleados en algunas de las versiones cristianas, hindúes, musulmanas, budistas y judías de la Gran Invocación.
Al utilizar LA GRAN INVOCACIÓN y al difundirla, no se patrocina a ningún grupo ni organización en particular. Ella pertenece a toda la humanidad.

COMO RECITARLA
Es preferible recitarla al despertar, a mediodía y de noche, o en caso de elegir un único horario hacerlo al despertar. Debemos colocarnos en una posición cómoda con la espalda vertical. Visualizar que una luz cálida inunda desde nuestro corazón todo nuestro organismo. Respirar de forma pausada y profunda centrando la consciencia en el corazón. Una vez que hemos logrado una disposición física y mental serena, trasladamos la consciencia a la frente a un punto situado unos cuantos centímetro delante de la frente y mentalmente colocamos allí un sol.
Entonces decimos mentalmente estrofa a estrofa la Invocación.
Una forma sencilla de aumentar considerablemente el poder de esta forma de meditación es realizar el trabajo de triángulos.
En esta misma web tienen la información disponible.
Para más información: consultar la web de Sabiduría Arcana o la de Lucis Trust.


Sintesis de Isabella Di Carlo

 

 


Los contenidos de este sitio pueden ser utilizados en forma total sin alteraciones citando al autor/a  y a www.nuevagaia.com
Sitio hecho por www.caminosalser.com